Chechino Spa&Resort

Prólogo

En un recóndito lugar del Hemisferio Sur, se encuentra el continente de Asshai, a cuyo archipiélago pertenece la Isla Chechino, cuya belleza y singularidad hace que para muchos sea el mismísimo “paraíso”. Hasta hace unos años, nadie conocía de la existencia de esta pequeña isla, habitada por una pequeña tribu de indígenas, llamados chechinos.

La casualidad, o quizás el destino quiso que un joven biólogo, llamado Kvothe, en una de sus expediciones marítimas por el archipiélago de Asshai, fuera arrastrado por los traicioneros vientos alíseos hasta naufragar en este recóndito lugar.

Los habitantes de la isla, al contrario de lo que pudiera predecir su nombre, acogieron al joven Kvothe como uno más de la tribu y, durante años vivió con aquellos nativos, aprendió su lenguaje y se adaptó a sus rudas costumbres. Las riquezas naturales de aquella isla cautivaron a Kvothe, que durante años exploró la isla, en busca de nuevas especies vegetales. Sin embargo, la verdadera riqueza de aquella isla se encontraba en sus minerales.

Aún siendo de origen volcánico, en la isla se encontraba una pequeña mina de un mineral “raro”, hasta la fecha desconocido, que los nativos conocían por “spoon” Las curiosas propiedades de este mineral, usado en complejas aleaciones, hizo que el hallazgo cambiara la vida de Kvothe, y de los habitantes de la isla. Varias corporaciones industriales se interesaron por el valioso mineral, cuya procedencia solo era conocida por él. Los indígenas se encargaban de la extracción y Kvothe transportaba personalmente el mineral por barco hasta el continente.

A cambio, cada vez que regresaba a la isla, Kvothe proporcionaba a los indígenas toda clase de mercaderías que a los chechinos les parecían auténticos tesoros: espejos, jabones, pinturas, especias, baratijas de bisuterías y…. Patxarán.

En unos de sus regresos, Kvothe trajo una partida de varias botellas de licor de endrina que al jefe de la tribu maravilló. Se convirtió en una obsesión y fue bautizado como la “bebida de los Dioses”. Una fatídica noche, durante la celebración de un banquete, el jefe de la tribu ingirió tal cantidad de Patxaran que, a la mañana siguiente, no despertó. Todos los pobladores de la isla culparon de la muerte a aquella bebida y a Kvothe responsable de la muerte de su rey. Desde entonces, los chechinos bautizaron a Kvothe como el “matarreyes” y fue expulsado de la isla para siempre.

Los pingües beneficios obtenidos por la comercialización del “spoon”, le permitieron a Kvothe llevar una vida acomodada y viajar por todo el mundo. Sin embargo, no podía dejar de pensar en Isla Chechino y los maravillosos años que allí pasó. Por ello, años más tarde, decidió regresar. Sin embargo, a diferencia de la primera vez que arribó a la isla, aquel paraíso perdido estaba deshabitado. No había rastro de los indígenas que años atrás habían poblado la isla. Solo sobrevivieron tres. Una extraña enfermedad había acabado con todos los indígenas. Aunque Kvothe no era médico, los síntomas que le describieron los supervivientes eran conocidos por él. No había duda, aquel mineral, el “spoon” había acabado con las vidas de los habitantes de la isla e, irremediablemente acabaría con la suya propia. Por alguna extraña razón, la combinación entre la ingesta de endrinas y el contacto con el “spoon” resultaba letal. Solo aquellas personas que nunca probaron una gota de Patxaran sobrevivieron.

Kvothe lo tenía decidido. Quería pasar los últimos años de su vida en Isla Chechino pero necesitaba compartir sus experiencias con el resto del mundo.

No le costó trabajo convencer a las autoridades del continente venderle aquel desconocido y lejano promontorio e inició su proyecto: el Chechino Spa&Resort.

El mejor Resort del continente y uno de los mejores del mundo, solo apto para aquellas personas dispuestas a pagar cantidades indecentes por cada noche de estancia en el hotel.

El Chechino Spa&resort pone a disposición de su selecta clientela todo lo necesario para una estancia inolvidable. Cualquiera de sus 100 habitaciones es similar a la suite más exclusiva de un cinco estrellas.

Cuenta con kilométricas playas de fina arena, bañadas por la calidez del Mar que las baña, donde relajarse al sol o, para los más intrépidos, retar a las enormes olas practicando surf en la época de vientos. El hotel cuenta asimismo con dos amplias piscinas de agua salada y un pequeño lago artificial que se nutre de las aguas del manantial de la Isla, de propiedades minerales beneficiosas para la salud. El SPA ofrece los más variados tratamientos con aguas termales, bajo el servicio de los mejores masajistas y fisioterapeutas. El prestigio del restaurante del Chechino es por todo el mundo conocido, bajo el mando de uno de los chefs más reputados, ofrece todo tipo de platos elaborados con los productos que la isla ofrece: variedades de pescado y frutas y verduras autóctonas de Isla Chechino, así como una carta de cocktails preparados con frutas tropicales únicas. Además cuenta con un magnífico Casino, donde no existen límites a las apuestas, todo un reto para las grandes fortunas. Varias mesas de ruleta y blackjack y partidas privadas de póker donde ingentes cantidades de dinero pasan de mano en mano en pocos segundos. El hotel cuenta además con una selecta boutique de moda cuyas prendas son confeccionadas en exclusividad por una afamada diseñadora, así como una prestigiosa joyería, donde adquirir piezas únicas. Para los más aventureros, el hotel ofrece visitas guiadas por el interior de la isla, en el que podrán admirar desde su base el volcán que dio origen a la isla, así como sus manantiales y lagos y, como no, toda la flora autóctona de Isla Chechino, única en el mundo.

Este hotel no sería reconocido como uno de los mejores del mundo si no fuera gracias a los empleados que trabajan en el. Personas provenientes de todos los rincones del mundo, de una cualificación profesional excepcional y escogidos personalmente por Kvothe, ellos son el alma del Chechino Spa&Resort.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License