Nod Ríos
jason-momoa-02.jpg

Es el tercer nativo de la isla. Trabaja como socorrista de la playa privada del hotel. Dado que se crío en estas playas, tiene un profundo conocimiento de las cambiantes corrientes del mar. Aprecia muchísimo a Kvothe, desde que le regalo una tabla de surf, su gran pasión. Tremal era su gran amigo, hasta que se enteró de sus devaneos con la socorrista de la piscina, a la que ama profundamente. Amante de la naturaleza y de espíritu bohemio, lo apodan “Nod el Blanco”, debido a la ingente cantidad de protección solar que usa al estar expuesto todo el día al sol. Sin embargo, por este motivo, así como sus genes indígenas, está negro como el tizón. Tiene otro hobby: los juegos de magia. Desde que Juan Tamariz visitó el resort, Nod quedó cautivado por la magia y no hace otra cosa que practicar y practicar en sus ratos libres. Nica ha tratado infinidad de veces de convencerlo para que actúe y hasta le ha buscado nombre artístico: Nod, “el mago blanco”, pero al nativo no le termina de convencer la idea.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License